Unos peligrosos “tumbadores” que operaban en las inmediaciones del fraccionamiento Potreros del Oeste, fueron capturados por policías estatales momentos después de despojar a un jovencito de 13 años de su teléfono celular.
La victima manifestó que cuando caminaba por la avenida Canario, fue interceptado por tres sujetos desconocidos, los cuales comenzaron a golpearlo y después le arrebataron el aparato telefónico, para enseguida darse a la fuga.
Ya con las características de los sospechosos, los policías estatales implementaron un operativo en la zona y momentos después lograron ubicarlos y detenerlos en el Andador El Llano.
Los detenidos fueron Irving Rodrigo, de 18 años, otro de 17 años y uno más de 16 años, quienes fueron trasladados a la Fiscalía General del Estado para las investigaciones correspondientes.