Staff
Agencia Reforma

CDMX.- A partir de hoy, diferentes laboratorios iniciarán un análisis de las muestras tomadas al cuerpo de Diego Armando Maradona, poniendo especial atención en el crecimiento del corazón, que pesaba el doble de lo normal al momento de su fallecimiento.
La Fiscalía de San Isidro quiere saber cómo fueron las horas previas al deceso del ex futbolista, sobre todo para saber si Maradona habría consumido alcohol, drogas o alguna sustancia que haya podido desencadenar su muerte.
El corazón del «10» pesaba 500 gramos, que es el doble de lo que tiene un órgano normal. También se procederá al análisis de sangre, orina y muestras de hisopados.
La autopsia reveló que Diego murió a consecuencia de un edema agudo de pulmón derivado de una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada, por lo cual es importante conocer a detalle las horas previas.