GUADALAJARA, Jalisco.- Jenna Ortega se volvió viral recientemente por sus movimientos de baile espeluznantes y excéntricos en una escena de la nueva y exitosa serie de Netflix, Merlina, pero la actriz confesó que se sintió rara cuando la filmó.
En una entrevista con NME, Ortega reveló que estuvo enferma de COVID-19 durante el rodaje de la ahora famosa escena que corrió al ritmo del sencillo de The Cramps de 1981 «Goo Goo Muck».
«¡Yo mismo coreografié eso! No soy bailarina y estoy segura de que eso es obvio. Obtuve la canción aproximadamente una semana antes y saqué de todo lo que pude… es una locura porque era mi primer día con COVID, así que fue horrible filmarlo». (Abril Valadez/Agencia Reforma)