Solitaria muerte enfrentó un sexagenario, mismo que fue encontrado en estado de descomposición al interior de su última morada ubicada en el fraccionamiento Bajío de las Palmas. Fueron vecinos quienes solicitaron la presencia de los cuerpos de emergencia, luego de que se habían percatado de que la persona mayor tenía varios días sin salir de su domicilio.
De esa manera, elementos del Destacamento Morelos atendieron el reporte en el que informaban que en el interior de un domicilio ubicado en la calle Palma Abanico, era requerida su intervención, toda vez que sospechaban que se encontraba una persona sin vida. Con esa información, los elementos preventivos se trasladaron cuanto antes al domicilio, en donde al llegar de inmediato percibieron olores nauseabundos. Al intentar ingresar a la residencia para indagar qué sucedía, se percataron que se encontraban varios perros que impedían el acceso de los oficiales, por lo que tuvo que ser solicitado la intervención del personal del antirrábico municipal. Una vez que los animales fueron asegurados, paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil ingresaron al inmueble y confirmaron la ausencia de signos vitales de una persona de sexo masculino de aproximadamente 60 años de edad, mismo que ya se encontraba en estado de descomposición.
Finalmente, fue solicitada la presencia del personal de la Dirección General de Investigación Pericial, quienes hicieron cargo del levantamiento de indicios y el posterior traslado del cuerpo en estado de putrefacción al Servicio Médico Forense para practicarle la necropsia de ley. La víctima mortal respondía al nombre de Manuel.