Enrique Osorio 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Pese a que lleva más de dos años sin saber de su hijo Bryan Eduardo Medina Carrillo, y a que las víctimas de desaparición aumentan, María de los Ángeles no pierde la esperanza de encontrarlo.

El joven fue visto por última en compañía de su amigo Daniel Rodríguez Sandoval.

«Es muy difícil y desgarrador ver los cuerpos cómo están enterrados y todo, pero pues uno tiene la esperanza, como yo, de encontrarlo con vida, encontrarlos a los dos igual.

«Pero a veces las autoridades eso es lo que no entienden, que ellos no se mueven, no investigan como debe de ser y por eso se han atrasado mucho los casos», comentó la madre.

MURAL publicó que los jóvenes desaparecieron el 18 de julio de 2020 en Teocaltiche, cuando compraban y vendían chatarra.

Ante el nulo avance en el caso, María pasó de las marchas y manifestaciones afuera de Casa Jalisco y de la Fiscalía, a buscar en fosas por su cuenta.

Ella recuerda que algunos investigadores justifican los pocos avances con el argumento de que deben mantener sigilo.

«Ellos (en la Fiscalía) dicen diario que su sigilo, que no pueden decirnos muchas cosas, pero pues, en realidad, ni con su sigilo ha avanzado el caso, en realidad así es, que no están trabajando, porque siempre que vamos es lo mismo».

El 25 de octubre de 2020, la Fiscalía detuvo a cuatro policías de Teocaltiche.

Gerardo Octavio Solís, quien era entonces Fiscal del Estado, dijo que los uniformados estaban vinculados con la desaparición de cuatro personas.

Sin embargo, cuando las familias de Bryan y Daniel intentaron acudir, les dijeron que no tenían relación con su caso.

Al final, dos policías fueron liberados y con ello los parientes perdieron una parte de esperanza.

«Soltaron a dos y estamos inconformes porque les dijimos que a lo mejor los dos que quedaron detenidos pueden ser por el caso de Vanessa y Omar, y los otros dos pueden estar involucrados en el caso de Daniel y Bryan.

«Nos lo preguntamos mucho, ¿por qué aunque les lleve uno ciertas cosas que nos mandan anónimamente no avanza el caso?, es lo que no entendemos, siempre tienen su tardanza en hacer las investigaciones».

El 24 de marzo, un día antes de que el Gobierno del Estado ajustara el Registro Nacional de Personas Desaparecidas para pasar de 16 mil 222 víctimas a 14 mil 915, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 13/2022.

En ella señalaba que cada agencia de la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas tendría en promedio hasta 800 carpetas a su cargo, lo que explicaría en parte la falta de resultados.

«No siempre encontramos avances, o nunca, cada que vamos, y siempre hay que estarles pidiendo citas, no nos citan a unos porque ellos quieran, es porque uno se los exige, porque es nuestro derecho que los sigan buscando», lamentó María.