Amallely Morales
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras vacunarse contra el SARS COV2 en el Hospital Militar de Chapultepec, el doctor Carlos Castro asegura que se debe confiar en la vacuna.
“Es cierto que se desarrolló en un corto tiempo en comparación de otras vacunas, pero también es cierto que la tecnología y la ciencia ahorita ya están muy avanzadas.
“Esta vacuna funciona, porque ya está probado que funciona, si llegó hasta este punto en que se está aplicado es porque pasó todo el proceso. Hubo muchas vacunas que no lograron pasar los filtros”, dijo el médico a Grupo REFORMA.
Castro se vacunó el 26 de diciembre y explica que deben pasar 21 días para ponerse la segunda dosis, por lo que está en espera de que lo llamen a él y a sus compañeros.
“No tuve ningún efecto secundario más que un dolor en el brazo ese día y al siguiente. De mis compañeros, algunos tuvieron molestias leves, como fiebre o dolor de cabeza que ya pasaron.
“También nos debemos seguir cuidando, porque los anticuerpos se empiezan a desarrollar de 7 a 10 días después de la segunda dosis. Aquí no hay de otra, tenemos que ponérnosla si queremos que baje esta enfermedad”, aseguró el profesional de la salud.
Agregó que la gente no debe tener miedo y, por lo tanto, hace un llamado a que, cuando sea su turno, acudan a vacunarse de forma voluntaria.
“Debemos de estar orgullosos de ser uno de los primeros países en obtener la vacuna y, por mientras, hay que seguir cuidándonos. Lo más importante es el lavado de mano frecuente, la sana distancia y el uso de cubrebocas”, afirmó.
Añadió que, en lo que la vacuna llega a más gente, es importante no bajar la guardia y cuidar la salud, pues eso funciona más que cualquier otro medicamento.
“Tenemos que confiar en la vacuna y en el proceso que se llevó para hacerla. Se ha demostrado que son muy pocos casos los que tienen efectos mayores, las reacciones más comunes son las más leves. Hay que vacunarse”, destacó.
El médico pidió no crear pánico ante las noticias de los casos que tienen efectos más severos al vacunarse lo que, destacó, también puede pasar en cualquier otra vacuna, desde el tétanos hasta la influenza.
“Comer lo más sano, hacer ejercicio, estar lo más sano posible. Si tienes sobrepeso u obesidad, debes tratar de bajarlo. Si tienes alterada la glucosa, mejorarlo; el azúcar, mejorarlo. No hay medicamento que pueda prevenir el virus”, urgió.