Propietarios de establecimientos dedicados a la venta de alimentos, se encuentran a la expectativa por las complicaciones que han comenzado a registrarse en el abastecimiento de productos como cervezas y refrescos. El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, José Álvarez, detalló que la escasez de algunos insumos indispensables para el gremio que representa, han comenzado a registrarse inicialmente en tiendas de abarrotes, donde la compra de bebidas se realiza de manera limitada por disposición de los mismos proveedores.
Ante este panorama, el líder de la Canirac expresó la preocupación de que los pedidos comiencen a ser limitados para sus negocios, lo que retardaría aún más la recuperación en uno de los sectores más golpeados por la pandemia. En caso de presentar desabasto de refresco y cerveza al por mayor, los empresarios recurrirían a la implementación de estrategias inmediatas que irían desde el cambio de proveedor, cambio de presentación de las bebidas y -en el peor de los casos- ajustes temporales en precios, siempre y cuando derivado de la oferta y la demanda se encarecieran de manera preocupante.
Cabe mencionar que negocios desde medianos y grandes enfocados a la venta de alimentos, cuentan con reservas de insumos, mientras que los pequeños prácticamente van al día, siendo ellos los primeros en resentir la escasez de bebidas. “Ya enfrentamos un desabasto de cerveza hace años que generó impactó de manera importante en su momento. Pasamos una pandemia y nos mantenemos unidos y fuertes a pesar de estas nuevas amenazas por la escases de bebidas, que ojalá no se dé”, concluyó.