Alfredo González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque prevalece el derecho de los contribuyentes personas físicas a deducir del pago de impuestos los intereses reales que pagaron por créditos hipotecarios, en la Declaración Anual del 2021 las tasas deducibles serán muy pequeñas o nulas, advirtió el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
La tasa de interés en términos reales, es decir, la que resulte después de descontar la inflación o alza generalizada de precios, es la que podrá deducir de impuestos el contribuyente, por lo que dichos intereses deducibles fueron reducidos por el efecto del alza de 7.36 por ciento en los precios, la más alta de los últimos 21 años.
«El efecto inflacionario del año 2021 impactó negativamente en el cálculo de los intereses reales por créditos hipotecarios que determinan las instituciones del sistema financiero, lo que ha ocasionado que se determinen cantidades muy pequeñas o nulas tasas de interés reales», destacó ayer la dependencia en un comunicado.
«Esto significa una disminución en el monto precargado para la deducción personal de este rubro».
La deducción de intereses hipotecarios forma parte del derecho de los contribuyentes a presentar en su declaración anual de deducciones personales, siempre que el monto del crédito sea menor a 5 millones de pesos.
Por ejemplo, en un crédito hipotecario por 500 mil pesos, la dependencia estimó que en el 2021, con tasa de interés nominal de 12.5 por ciento, la tasa de interés real deducible del pago de impuestos será de sólo 5.14 por ciento, cuando un año antes con una inflación de 3.15 por ciento, el contribuyente pudo deducir un interés real de 9.35 por ciento.
En un financiamiento similar, pero con tasa de interés nominal más baja de sólo 6.8 por ciento, la deducción en el 2021 será nula, cuando un año antes pudo deducir interés de 5.14 por ciento.
Con la tasa de interés de 12.5 por ciento en el crédito hipotecario de 500 mil pesos, el contribuyente pudo deducir de impuestos 46 mil 750 pesos, pero ahora sólo podrá hacerlo por 25 mil 700 pesos, y en un crédito con tasa de interés nominal de 6.8 por ciento la deducción será nula.
«Dicha información es proporcionada por las instituciones financieras al SAT, la cual se utiliza en la precarga de la Declaración Anual y sirve como evidencia para realizar la deducción», aclaró el SAT.
«Cabe señalar que los intereses reales corresponden a la diferencia entre la tasa anual de inflación -que hasta diciembre del 2021- fue de 7.36 por ciento, según el Inegi, frente al interés efectivamente pagado.

¡Participa con tu opinión!