El líder de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes, Alfredo González González sostuvo este miércoles una reunión con los directivos de la planta Nissan donde entre otras cosas tocaron el tema del pago del PTU. Al término de la misma, el representante de la CTM destacó que ya hubo una respuesta formal y seria por parte de la empresa donde se determinó que en promedio les va a tocar a los trabajadores un pago de 23 mil 500 pesos a cada uno de ellos, cantidad similar a la que se dio en 2018 y 2019 y se espera que esta misma semana estén recibiendo el pago correspondiente.

Respecto al reinicio de labores de Nissan en Aguascalientes, Alfredo González recalcó que los directivos confirmaron que el próximo lunes 18 reanudan actividades donde solo el 50% de los trabajadores regresará, lo que representa a alrededor de 4,500 empleados exclusivamente de la planta nipona. En tanto que el resto lo hará la semana siguiente. “El regreso es paulatino, confirme se vaya requiriendo el suministro de auto partes y esperamos que a principios del próximo mes ya existe la actividad al 100%”.

Por lo pronto, dijo que están activando todos los protocolos de seguirdad para que tengan el menor riesgo de contagios los trabajadores, al igual que en los traslados. “Están garantizadas las medidas sanitarias. Son más de 33 puntos que exige el IMSS para dar seguridad a los trabajadores y el propio Gobierno del Estado, está garantizado que no haya contagios y esperemos que eso dé resultados”.

Finalmente, y respecto la manifestación de CATEM con trabajadores de Nissan, Gonzalez González dejó en claro que no hará declaraciones respecto las acciones que haga dicha confederación. “Desde hace tiempo se tomó el acuerdo en el comité Estatal que no hará declaraciones respecto las acciones de CATEM. Es una organización de choque y no caeremos en sus provocaciones, nos mantendremos como hasta ahora al margen de cualquier comentario que ellos realicen o acciones. Reiteramos que la CTM y todos sus sindicatos afiliados seguimos trabajando a favor de la clase trabajadora y vigilantes de que se dé cumplimiento a lo establecido en los contratos colectivos de trabajo”.