Ulises Gutiérrez 
Agencia Reforma

Las medidas sanitarias en Tokio 2020 incluirán las camas “anti sexo” en la Villa Olímpica.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos optaron por esta medida para evitar, más allá de las relaciones sexuales entre los atletas, los contagios de Covid-19 en estos.

Estas camas,18 mil en total, son de tamaño individual, hechas de cartón y solo soportan el peso de una persona. Una vez terminada la justa deportiva pueden ser recicladas.

En junio pasado los organizadores informaron que repartirán condones entre los atletas, aunque se les pedirá que no los usen y mejor se los lleven de regreso a su país.

Ya es una tradición desde Seúl 1988 que se repartan preservativos entre los deportistas para promover el sexo seguro y evitar las enfermedades de transmisión sexual.

Los Juegos Olímpicos en Japón arrancarán el próximo 23 de julio y lo harán ante un estricto protocolo sanitario. Entre las medidas está la ausencia de aficionados en los recintos.