Cecilia de Santos Velasco

El secretario de Finanzas del Estado, Carlos de Jesús Magallanes García, informó que la deuda pública que se heredará a la siguiente administración estatal asciende a 2 mil 800 millones de pesos. Agregó que si la gobernadora electa considera necesario un mayor endeudamiento podría acceder a una cantidad superior por 2 mil millones de pesos.

Luego, mencionó que el monto de deuda pública vigente en el estado de Aguascalientes se encuentra entre las más bajas del país, ocupando el tercer o cuarto lugar de todos los estados. Lo mismo sucede, dijo, con las tasas de interés que se tienen contratadas con los créditos con Bancomer, Banorte y Banobras.

Recordó que este sexenio recibió una deuda pública por la cifra de los 2 mil millones de pesos y luego creció por el crédito que se contrató con Bancomer para el proyecto de Movilidad del Estado. Al final de la administración, se entrega una por 2,800 mdp.

El titular de la SEFI mencionó que aquellos estados que tienen una alta deuda pública ni siquiera pueden destinar recursos de sus presupuestos para inversión, motivo por el cual destacó la relevancia de ejercer un control de los recursos para cumplir con todas las obligaciones estatales.