CDMX.- Aproximadamente una década después de sus fallecimientos, Jenni Rivera y Paul Walker tendrán sus propias estrellas en Hollywood el próximo año.
Así lo reveló la Cámara de Comercio de Hollywood, encargada del Paseo de la Fama, en un comunicado reciente.
Rivera murió el 9 de diciembre de 2012 en un accidente de avión, pocas horas después de ofrecer un concierto en la Arena Monterrey. La cantante de «La Gran Señora» de 43 años, se dirigía al aeropuerto de Toluca para grabar esa noche su participación en La Voz… México.
Walker, uno de los protagonistas de la franquicia Rápidos y Furiosos, perdió la vida en noviembre de 2013, durante un choque de automóvil en California en el que también murió su amigo Roger Rodas.
No se ha dado a conocer cuándo exactamente serán las ceremonias para develar sus respectivas estrellas, ni quiénes participarán en el evento para hablar en sus memorias.
Además de reconocer a estas personalidades, el Paseo de la Fama también planea reconocer durante 2023 a una amplia selección de estrellas actuales del cine, la televisión y la música. La lista incluye a Marc Anthony, Uma Thurman, Lang Lang, Pentatonix, Ralph Macchio, Ellen Pompeo y Sheila E.
De acuerdo con el portal estadounidense Deadline, las personas que son sugeridas para tener una estrella deben responder a la invitación del Paseo de la Fama en un plazo máximo de dos años, así como pagar una tarifa. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!