Citlalli Medina
Agencia Reforma

GUADALAJARA, México.- Las Chivas tendrán el regreso de su director técnico, pero Miguel Ponce es caso sospechoso de COVID-19 y podría ser una séptima baja en el equipo de cara a la Jornada 2 contra Santos.
El entrenador Luis Fernando Tena está cerca de integrarse nuevamente a las Chivas, tras arrojar el primer resultado negativo y recuperarse satisfactoriamente de COVID-19.
“Gracias a Dios estoy bien, dentro de todo, este virus me trató bien. Perdí el gusto y el olfato y me tuvieron encerrado por 15 días, pero gracias a Dios, la oxigenación y la temperatura bien, no tuve dolores de cabeza. Hay que cuidarse mucho, es un virus muy bravo y contagioso”, mencionó Tena en Chivas TV.
El “Flaco” fue el primer elemento contagiado en el equipo rojiblanco durante el torneo de pretemporada Copa por México, desde entonces, en las últimas dos semanas ha permanecido aislado y bajo observación médica. Por protocolo, las personas contagiadas deben contar con dos resultados negativos para incorporarse nuevamente a los entrenamientos del Rebaño en Verde Valle.
Hasta el momento, el equipo no contará con Alexis Vega, Fernando Beltrán, Uriel Antuna, Ronaldo Cisneros y Oribe Peralta por contagios de coronavirus y Jesús Sánchez por una operación en el ojo; mientras que el lateral izquierdo Miguel Ponce se encuentra aislado hasta conocer el resultado de su prueba.
“Nosotros ya tenemos cinco, y uno probablemente, contagiados, más el técnico. El otro día decía mitad en serio, mitad en broma, ¿quién va a ser campeón? el que tenga más anticuerpos”, bromeó Luis Fernando Tena.