A causa de la temporada de las lluvias, el servicio de alumbrado público en Aguascalientes vive momentos complejos al registrar un promedio de 20 apagones eléctricos diarios, acumulando más de 300 casos tan sólo en este mes de julio, ya que la humedad daña las instalaciones subterráneas y obliga a su reparación inmediata, aunque no se tiene la capacidad técnica de atender todos los cortes de luz el mismo día.

Leobardo Montoya Duarte, director de Alumbrado Público, informó que la capacidad técnica de atención varía de 18 a 20 apagones por día, por lo que se repara lo que se genera el día anterior, aunque si se complican las condiciones ambientales se genera un rezago que trata de repararse al siguiente día.

Alrededor de cinco millones de pesos es el presupuesto de la Dirección de Alumbrado Público Municipal para atender todas las reparaciones que se requieran durante el ejercicio 2017 para garantizar la prestación de este servicio.

En las avenidas principales es donde se presentan con mayor regularidad estos apagones, ya que tienen el cableado subterráneo; las zonas más recurrentes se ubican en el centro citadino, en el primer anillo sur, boulevard De la Madrid, entre otros. Ahí se requiere el cambiado integral del cableado eléctrico en los circuitos, pero no podrá realizarse hasta que concluya este temporal.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario precisó que el clima húmedo ocasiona que se afecte la alimentación de los circuitos, es decir, la canalización y el cableado donde se presentan cortos circuitos y reventadas en el sistema, cuya actividad requiere de trabajo por los técnicos que deben identificar el lugar exacto para repararlo.

Los trabajos de reparación se complican con la presencia de la lluvia, aunque no se deja de trabajar, sin embargo sí se extreman cuidados para evitar correr riesgos como la electrocución.

Leobardo Montoya Duarte mencionó que el material que se destina para estas reparaciones es superior al inicialmente programado en el ejercicio fiscal 2017, pero antes de este clima pluvial se realizaron labores preventivas para reducir las fallas eléctricas en las avenidas y calles citadinas.

Por último, comentó que la presencia de una lluvia constante en el municipio propicia que la humedad se acumule en el suelo y eso perjudica al cableado eléctrico, lo cual se está observando este año en la ciudad de Aguascalientes.