Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con la reforma que pretende que las enfermedades psiquiátricas se traten en centros de salud que carecen de recursos se corre el riesgo de que crezca el número de enfermos mentales en la cárcel y en situación de calle, advirtió María Elena Medina Mora, directora de la Facultad de Psicología de la UNAM.
«Viene sin presupuesto, eso quiere decir que todavía no tenemos reforma, sino una primera ley que, sin crear espacios en los hospitales generales para la atención psiquiátrica, tendremos mucho más personas enfermas en la cárcel y en condición de calle», dijo durante su participación en la Semana de la Innovación 2022: Aportaciones de la Industria Farmacéuticas, de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica.
REFORMA publicó que el nuevo modelo de atención a la salud mental busca que todos los centros de salud en el primer nivel de atención ofrezcan tratamiento a las enfermedades mentales.
Juan Manuel Quijada, director de los Servicios de Atención Psiquiátrica, explicó que los pacientes cuya gravedad amerite internamiento recibirán atención especializada.
Dijo que el ajuste implica que algunos psiquiátricos se transformen de manera progresiva en hospitales generales.
Medina Mora explicó que el primer nivel de atención a salud mental creció y hubo ya el 50 por ciento de consultas atendidas fuera de los servicios de tercer nivel conocidos como de alta especialidad, sin embargo, el 80 por ciento del gasto en salud mental se destina a hospitales psiquiátricos.
No obstante, apuntó que con la atención en clínicas de primer nivel no hay seguimiento a los casos de enfermedad crónica.

¡Participa con tu opinión!