Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La alta inflación es la principal fuente de preocupación para los inversionistas y casi un 50 por ciento de ellos cree que los elevados niveles durarán más de 12 meses, reveló un estudio de UBS Investor Sentiment México.
La encuesta, desplegada a 200 inversionistas y propietarios de negocios en México durante el primer trimestre de 2022, indicó que la segunda preocupación más importante es la posible depreciación del peso, y en tercer lugar nuevas olas de Covid-19.
Entre las principales preocupaciones en torno a la inflación, un 55 por ciento ubica a los gastos diarios, mientras que el 54 por ciento restante ve con temor el valor de lo que le va a transmitir a sus herederos, así como los gastos de educación para niños y nietos.
La firma UBS también halló que los inversores mexicanos están ajustando sus carteras debido al conflicto ruso-ucraniano.
Desde la invasión de Rusia, los inversores han hecho reasignaciones en varios sectores, y otros disminuyeron las inversiones.
Si el mercado sigue cayendo, un 32 por ciento cambiará dinero a varios sectores y un 28 por ciento planeará sacar dinero de las acciones para reducir posibles pérdidas, según la encuesta.
Los inversores mexicanos creen que la guerra afectará a la estabilidad mundial, por lo que entre sus principales preocupaciones económicas está la expansión del conflicto geopolítico más allá de Ucrania y el aumento de los precios de la energía.
En tanto, para los propietarios de empresas en el País, las principales preocupaciones son la seguridad en el lugar del trabajo, el aumento de la normativa y la débil demanda de clientes.
Frente a la perspectiva de que la inflación durará más tiempo, un 55 por ciento de inversores planea reducir el efectivo para combatirla, y otro 50 por ciento considera añadir metales preciosos.

¡Participa con tu opinión!