Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El mundo se prepara para un repunte de los casos y las muertes por coronavirus tras la Navidad y el Año Nuevo, debido al incumplimiento de las restricciones y la nueva cepa del Covid-19 detectada en Reino Unido, que es más contagiosa.
El temor a un empeoramiento de la situación toma cada vez más fuerza: el país británico registró cuatro jornadas consecutivas con más de 50 mil infecciones, a lo que hay que sumar los 20.1 millones de positivos acumulados que contabiliza tan solo Estados Unidos y una curva de contagios con un marcado ascenso en África.
Además de las navidades, la nueva cepa británica del virus, con una tasa de reproducción mayor, hace augurar a los expertos un gran impacto de la propagación del Covid-19 en las próximas semanas tanto en Reino Unido como en otros 34 países donde ya se han registrado casos de la variante, incluyendo a EU.
En el caso de la nación británica, pese a que un 75 por ciento está bajo el máximo nivel de restricciones y el retorno a las escuelas se ha postergado, se teme que el sistema hospitalario colapse.
Estados Unidos, sumó, en menos de dos meses, otros 10 millones de casos, a diferencia de poco más de nueves meses que le tomó al país alcanzar esa misma cantidad.
Si bien África (que acumula 1.9 millones de casos), está lejos de las cifras que registran América (35 millones) y Europa (26), preocupa especialmente, pues su curva de positivos es la que muestra un mayor aumento, con máximos de más de 24 mil por jornada y por encima de los alrededor de 17 mil registrados en julio, cuando tuvo lugar allí la primera oleada del virus.
Ante la violación de las restricciones durante las recientes fiestas, muchos países prorrogaron las medidas existentes o incluso estudian aplicar más.
En Japón, por ejemplo, la capital y tres prefecturas aledañas pidieron ayer al Ejecutivo central que declare el estado de emergencia por la pandemia.
Corea del Sur, por su parte, ha decidido mantener las limitaciones en vigor al menos hasta el 17 de enero, mientras que Australia aumentará a partir de mañana las restricciones en el estado de Nueva Gales del Sur -donde será obligatorio el uso de cubrebocas-, y desde hoy, en Grecia se endurecerán las medidas con el cierre de peluquerías y librerías.