Israel Sánchez y Francisco Morales V.
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Sistema Nacional de Investigadores (SNI) sería sometido a una drástica reestructuración, de acuerdo con un documento lanzado de manera no oficial que han circulado investigadores en redes sociales y que hace manifiestas las intenciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
Los cambios involucran la redefinición de distinciones, categorías de investigación y hasta condiciones para recibir estímulos.
De acuerdo con el biólogo Antonio Lazcano, integrante de una comisión dictaminadora del sistema, la reestructuración ha sido planeada de espaldas a la comunidad científica y ha sido presentada de manera limitada.
“Hasta donde sé, por experiencia propia y por los comentarios de mis colegas de la Comisión II del SNI, nunca fuimos consultados ni informados. Lo que circula es una filtración, pero se sabe que la doctora (María Elena) Álvarez Buylla lo discutió con grupos de Premios Nacionales de Ciencia. De implementarse, en la práctica significa el fin del SNI”, advirtió en entrevista.
Ya el pasado 22 de enero, Álvarez-Buylla, titular del Conacyt, anunciaba en su cuenta de Twitter una reforma al SNI como la delineada en la presentación que circula en redes sociales.
“En los próximos meses veremos una refundación del #SNI, para cambiarlo de un sistema individualista, meritocrático y competitivo a un sistema que realmente estimule el trabajo colaborativo y el trabajo científico de muy alto rigor”, expuso.
Entre los principales señalamientos de los investigadores se encuentra la desaparición de la figura de candidato a investigador, por lo que ahora sólo podría aspirarse al nivel 1, 2, 3 y al emeritazgo.
Asimismo, se redefinirían las categorías de investigación en únicamente tres perfiles: ciencia de frontera, incidencia socioambiental y desarrollo tecnológico.
La refundación también contempla que el apoyo del SNI se otorgue a investigadores que no reciben remuneraciones adicionales a las de su sueldo, otro motivo de preocupación para los académicos.
“Desaparecerían los candidatos a investigador, se retiraría el estímulo a investigadores que reciban otra remuneración aparte de su salario, redefine las categorías de investigación, basado en atención a criterios no consensuados”, lamentó Miguel Ángel Méndez, químico de la Universidad de las Américas Puebla.
Hacia finales de septiembre pasado, el nuevo reglamento del SNI causó polémica entre miembros del gremio científico por eliminar a la biotecnología como área del conocimiento y contar con errores básicos en su articulado.
Aunque este diario consultó con el área de Comunicación de Conacyt sobre la autenticidad del documento, el organismo no ofreció respuesta.