A consecuencia de la alerta que se ha generado a nivel mundial por el coronavirus, lo que ha conllevado la suspensión de importantes eventos de todo tipo como medida preventiva, en Aguascalientes empresarios se encuentran en la expectativa de lo que sucederá con la Feria de San Marcos para su próxima edición.

El sector restaurantero considera viable la posibilidad de que la verbena sea postergada incluso sustituyendo en su caso el Festival de Calaveras.

El presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Claudio Innes Peniche, dijo que tomando en cuenta la importante derrama económica que genera la Feria, es primordial que se valoren de manera detenida las afectaciones que implicaría su cancelación.

Aún cuando el tema de salud debe ser prioridad por encima de intereses económicos, agregó que la no realización de la verbena no sólo afecta al gremio de los alimentos, sino incluso a todos los sectores.

En su caso, consideró que el retraso de la misma podría ser una buena opción para aquellos empresarios que pretenden invertir en el perímetro ferial y que se encuentran de momento temerosos de inyectarle recursos a sus proyectos.

“Un aplazamiento sería la mejor decisión para evitar afectaciones. Viéndolo desde este punto de vista, si se ha de perder una feria que sea la de Calaveras y no la de San Marcos, por la derrama económica que esto representa. En su momento todos resultaríamos afectados”.