Salvador Rodríguez López

En aras de que no les explote el cohete social en plena campaña, los estrategas del medio oficial adelantan las manecillas del reloj para que, si no hay solución (que es lo más seguro) no se les culpe de ello, organizándose una consulta pública con la cual se conozca el grado de aceptación que hay de la concesionaria de aguas.
Al mismo tiempo, pretenden crear un organismo “autónomo” que regule movilidad y los servicios del transporte público (urbanos, taxis, combis, etc.), que será el que responda de las condiciones que guarda cada uno de ellos, con lo que se quitan un problema incómodo y de difícil solución.
Por experiencia saben en el ayuntamiento de la capital que el asunto del agua potable es un filón político-electoral que cada tres años se utiliza y que desde 1995 se aplica con ganancias copiosas, por lo que esta vez, anticipándose a uno de los principales asuntos que los partidos emprenderán en 2018, hace circo, maroma y teatro para sensibilizar a la sociedad de que la responsable de las deficiencias en el servicio es la concesionaria y no el gobierno municipal, el cual está obligado a vigilar que aquella cumpla con las cláusulas del título de concesión.
Habría que conocer la metodología de la encuesta y en qué partes de la ciudad y comunidades rurales se llevará a cabo. Para que se tenga una radiografía que se acerque a la realidad tiene que hacerse en todos los sectores, teniendo en cuenta que hay varios en los que desde la administración de Lorena Martínez reciben agua en sus domicilios y negocios las 24 horas del día, por consiguiente no tienen problema alguno, pero en otros es por tandeo y lo que es peor, hay colonias que sólo en la madrugada la obtienen algunas horas y a veces ni eso, por lo que son los que echan rayos y centellas en contra de la autoridad municipal.
Bajo el supuesto de que el porcentaje de inconformes sea mayor ¿Qué medidas asumirá el ayuntamiento? ¿Dará un tiempo razonable a la empresa para que solucione los problemas? ¿Cancelará la concesión ipso facto? ¿Se la entregaría a otra compañía?
El problema de fondo, y el cual no se menciona, es que el gobierno municipal no tiene capacidad financiera para indemnizar a la concesionaria en caso que decida dar por concluido el contrato antes de 2024, (por una cifra cercana a los 800 millones de pesos), de manera paralela carece – por ahora – de una plataforma económica, técnica y laboral para concretar la remunicipalización.
En estas condiciones la presente administración no podría formalizar la atracción, dejando que la siguiente (que podría ser la actual, en caso que decida reelegirse) sea la que siga adelante con el plan, aunque lo más conveniente es que lo haga la que esté en funciones de 2023 a 2025, con lo que se evitaría la satisfacción multimillonaria.
Por su parte el gobierno del estado pretende crear un organismo autónomo “que atienda de manera integral la movilidad y el transporte público”, señaló el coordinador de planeación y proyectos, Oscar Aragón, con lo que dejará de ser la “papa caliente” que ha sido en el actual y anteriores sexenios.
El funcionario declaró que se creará un organismo autónomo y que se dedicará, de manera exclusiva, a trabajar esas áreas, para lo cual habrá reformas legislativas que incluyan a motociclistas, ciclistas y peatones, cada quien con su propia responsabilidad en la vía pública.
Desde hace bastantes años ha existido en el organigrama gubernamental la figura de “director de trasporte público”, que en la práctica es poco lo que se sabe de esa oficina, salvo que en un tiempo sirvió para recibir las solicitudes para concesión de taxi. En lugar de crear otra oficina, con todo lo que esto implica en gasto, debería haber respuesta de cómo funciona la actual y si no tiene titular que se designe.
Se entiende que el año próximo, con motivo de las elecciones federales y locales, el transporte urbano será de las cuestiones que más aborden los candidatos, principalmente por lo que afecta diariamente a 400,000 aguascalentenses, de ahí que se busca ir un paso más allá, sacando el problema de palacio mayor para que la nueva dependencia sirva de pararrayos.
Cualquier medida que se imponga en ambos propósitos, lo importante es que den resultados tangibles, que no queden como uno más de los tantos que se esbozan y a final de cuentas, en cuanto pasan las campañas, los expedientes se arrumban en algún escritorio, en espera de volverlos a utilizar para las siguientes.

BENEFICIOS OPACOS

Hasta el presente año la actual legislatura federal los diputados recibirá recursos por casi 10,000 millones de pesos para apoyar a sus distritos, lo que en algunos casos se tradujo en mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de estados y municipios, pero también dio pábulo para que hubiera chanchullos, por lo que se pretende eliminar dicha partida en el gasto público 2018 de la Federación.
El punto radica en saber a dónde fue a parar ese dinero que presuntamente estaba destinado a los tres distritos federales de Aguascalientes, lo único que esporádicamente se ha mencionado es las gestiones que hacen los representantes populares ante alguna secretaría para que amplíe las inversiones previstas en el año.
Tal vez el recurso se desvió a municipios de otros estados donde son gobierno o les significa una mayor rentabilidad política, porque localmente no hay idea de lo que hicieron con ese financiamiento, que tanto se requiere en varias comunidades rurales y colonias urbanas para introducir o mejorar los servicios básicos, como agua potable, pavimentación, construcción de banquetas y guarniciones, cuidado de carreteras y caminos alimentadores, atención al medio ambiente y espacios para cultura, deporte y recreación.
Ante la posibilidad de que se les “moche” el recurso de los “moches”, el grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados pugna porque se aplique otro mecanismo que sustituya el Fondo para el Fortalecimiento Estatal y Municipal (Fortalece).
Hace unas semanas, cuando se anunció que se cancelaría ese Fondo, hubo pleno apoyo social ya que los 10,000 millones de pesos se les podrían dar un uso adecuado y sobre todo transparente, y que hoy es más urgente su desaparición dada las condiciones que prevalecen, luego de los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado.
El compromiso de los legisladores panistas con los gobernadores de su misma extracción es luchar porque se cree otro programa con las mismas características, esto es, que sólo se le daría vuelta para que siga igual, y de esta manera los diputados “cuenten con una partida que puedan llevar a sus distritos y cumplir con su electorado, así como el apoyo a los municipios emanados de Acción Nacional”, manifestó el coordinador Marko Cortés, en una reunión privada que sostuvo con sus compañeros el martes pasado, que luego de que se filtraron los asuntos que trataron no le quedó de otra que emitir horas después un comunicado, en el que destaca que su bancada está de acuerdo en que desaparezca Fortalece “siempre y cuando” se tenga un nuevo modelo transparente y equitativo que logre los mayores recursos posibles para los estados y municipios. (El Universal. 10.18.2017).

DOMINGO DE FESTEJOS

Vaya que el domingo próximo es de homenajes. El 22 de octubre se cumplen 442 años de la expedición de la Cédula Real que creó la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, por lo que será el día central de los actos que lleva a cabo el municipio capitalino. También el Congreso del Estado entregará reconocimiento a ciudadanos y organismos que se han distinguido en su labor profesional, personal o de servicio a la sociedad, mismo que tendrá lugar en el Teatro Morelos. Y en el medio periodístico se festeja por su cumpleaños al jefe del área deportiva de El Heraldo, Juan Manuel Hinojo Cardona y a don Mario Fernando Mora Legaspi, director de El Sol del Centro.