Por falta de capacidad en la compra de medicamentos de parte del Gobierno Federal, el sector salud está condenado a colapsar, advirtió la senadora Martha Márquez Alvarado. Agregó que, en consecuencia, presentó una contrarreforma en materia de salud para que la adquisición de medicinas ya no sea por medio de la Secretaría de Hacienda, sino, por lo contrario, de manera directa ante la entidad más interesada: la de Salud.

Detalló que el reconocimiento del problema de desabasto de medicamentos por parte del presidente López Obrador pudiera quedar sólo en un mensaje luego de que la problemática continúa agravándose cada vez más, debido a los recortes presupuestales en la materia. Expuso que, actualmente, la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria contempla que los remanentes en todos los rubros pasarán directamente al Ejecutivo, lo cual es riesgoso para sacar a flote las necesidades en uno de los rubros más sensibles, como es el del tema de salud. En consecuencia, todos los hospitales, según dijo, han ido deteriorando su calidad médica y el abasto de medicinas. Por si fuera poco, la falta de capacidad mostrada por algunos funcionaros al frente del sector salud, encargados de la adquisición de medicamentos, ha sido otro factor para que las personas, principalmente niños con cáncer, no tengan de manera oportuna sus respectivos tratamientos. Finalmente, Márquez Alvarado precisó que, a pesar de que no cuenta con el respaldo de una bancada, seguirá firme en su lucha por resolver la problemática que enfrenta el rubro salud, para lo cual consensuará con sus homólogos de diferentes corrientes políticas que tengan todos en mente la misma causa.

«Siguen manejado de manera discrecional los recursos. El discurso del presidente es meramente simulación, no hay justificación. Se tiene que volver pronto a lo que se hacía antes: compras adecuadas, sistema de salud perfecto y destinar mayor presupuesto y definir estrategia», concluyó.