La Telemedicina es una práctica que se vuelve cada vez más popular en México ante el reto que representa la pandemia del COVID-19, donde gran parte de las especialidades médicas ya comienzan a atender a distancia a sus pacientes, reveló el médico neurólogo neurofisiólogo, César Callejas Rojas.
Expresó que ante la situación de la pandemia actual que vivimos como sociedad, tal coyuntura permite hacer cambios y actualizaciones de forma acelerada con la puesta en práctica de la Telemedicina, la cual existe desde hace muchos años en países de Europa, en Estados Unidos y en Australia, y permite acercar al paciente con el médico que necesita en ese momento sin tener que ir tan lejos.
Detalló que incluso la Academia Nacional de Medicina ha hecho recomendaciones sobre cómo la población puede acceder a la Telemedicina y cuáles serían los requisitos que tienen que ver con una conexión estable a internet en casa o a través del mismo teléfono celular, luego de que muchos médicos ya tienen acceso a varias plataformas e incluso mediante el WhatsApp. “La valoración o un tratamiento inicial sí se puede hacer a distancia, ya hay lineamientos e incluso Normativa Oficial Mexicana que nos dice cómo puede llevarse a cabo, obviamente eso ya está en el gremio médico de que todos tengamos ese conocimiento”.
Afirmó que casi todas las ramas de la medicina pueden atender a través de la Telemedicina tales como Neurología, Infectología, Pediatría, Nutrición, Psicología para las Terapias Cognitivo Conductual o bien para el apoyo emocional, entre otras. “Es posible atender desde la ansiedad, la depresión, la activación física y demás situaciones. Entonces una persona desde su casa puede tener acceso a los servicios de salud a los que no tiene acceso aparentemente por las limitaciones de movilidad”.
Resaltó que hay iniciativas desde hace muchos años en el ISSSTE, el IMSS y en la Secretaría de Salud, donde todos los aspectos están cubiertos desde la Medicina Pública, Institucional y Privada, por lo que la Telemedicina viene a ser un parteaguas. “Si podemos acelerar el paso hacia el acceso a la salud, hablando de las distancias, donde no hay un especialista, la Telemedicina puede acortarla y no es necesario incluso venir hasta el consultorio salvo para la realización de estudios específicos”.