La excesiva dependencia que registra México ante los proveedores asiáticos de microchips, microcomponentes y semiconductores, exige que se intensifique la investigación para crear productos propios o que se hagan alianzas con otros países para hacerlo, pero ya es tiempo de acabar con esta angustia en que están sumidas las empresas, que ha llegado al extremo de paralizar labores por días o semanas sin que alguien responda de las fuertes pérdidas que esto provoca.

Son piezas pequeñas pero de la mayor importancia para la industria automotriz, el sistema educativo, los aparatos eléctricos, equipos de cómputo, etc., por lo que al no haber la entrega a tiempo e inclusive la reserva suficiente, obliga a suspender las actividades de fabricantes, distribuidores y agencias y de los propios ciudadanos.

Desde 1982, cuando Nissan llegó a Aguascalientes, se habló de lo importarte que sería que fabricantes locales se integraran como proveedores de la ensambladora de automóviles, lo cual hasta ahora es cuando se dan pasos sobre el particular, pero no se menciona que existan gestiones para que en el país se instalen sucursales de las compañías de Asia, lo que de lograrse permitiría que fuese oportuna la entrega de la mercancía. Tampoco se dice si alguna universidad, tecnológico o empresas particulares nacionales tienen proyectos que lleven a cabo trabajos de investigación para fabricar los productos que requieren este sector.

El presidente del Clúster Automotriz MAEN, Cuitláhuac Pérez Campos, hizo hincapié que Nissan es una empresa referente de la industria local, que cada año programa un par de paros técnicos, mismos que desde 2020 y hasta la fecha se hicieron más frecuentes, en parte por la pandemia, pero una vez que pasó la etapa crítica se presentó el desabasto de microcomponentes lo que empujó a una serie de paros imprevistos, al –presuntamente- presentarse una demanda extraordinaria de artículos para el entretenimiento, lo que constriñó la entrega a la industria automotriz.

Frente a esa situación, Nissan redujo la producción y lo mismo han hecho otras armadoras en el país que enfrentan la misma dificultad. En los meses de abril, mayo y junio hubo una reducción entre 40 y 50% en la producción, problema que también registran fabricantes de otras áreas que necesariamente requieren de esos productos y que los orientales envían a cuentagotas.

Por su parte, Edwin Armando Martínez señaló que aun cuando la directamente perjudicada es la industria automotriz, al haber déficit de componentes es factible que aumenten de precio los que se utilizan para la educación, ya que son indispensables para las computadoras portátiles, teléfonos inteligentes, videojuegos, impresoras y tabletas, entre otros dispositivos electrónicos.

Es indudable que se requiere de la reconversión industrial, que es un proceso en que un estado, a través de su intervención y planificación de la economía en una economía mixta, lleve a cabo las tareas correspondientes para rejuvenecer y modernizar los procesos productivos en la industria del país, sin embargo con un gobierno como el que actualmente tiene México es difícil que se logre, por lo que los empresarios y las universidades deben actuar para construir un camino que permita la independencia tecnológica que tanto requiere la industria mexicana.

CAUTELA

La demanda que hacen los taxistas para que el Gobierno Estatal autorice un aumento a las tarifas tiene sus bemoles, ya que por una parte podría ayudarles a resolver los problemas que, aseguran, les han impactado más con la pandemia, pero por otra quedarían en desventaja si el servicio de plataforma conserva el mismo nivel de cobro por sus servicios.

Asegura José del Refugio Eudave Ortiz, dirigente de Taxistas Revolucionarios de Aguascalientes, que de los 700 socios entre el 70 y 80% utilizan el gas natural y LP, lo que les ha ayudado a paliar la situación ante el vaivén de precios de la gasolina, sin embargo en uno y otro caso continúan al alza, lo que tienen que pagar de los ingresos que obtienen.

Debido a lo anterior “ya no podemos quedarnos callados y es indispensable que las autoridades competentes apoyen para que este gremio se equilibre en sus estados financieros porque también somos pueblo”.

Lo que no mencionó el dirigente es que el combustible lo paga el chofer, no el concesionario, ya que uno de los compromisos que adquieren al ser contratados es entregar el vehículo con tanque lleno y totalmente limpio, además de aportar la liquidación, misma que aumenta según sea el incremento a la tarifa.

La autoridad por su parte no se ha pronunciado sobre el particular, por lo que los propietarios de taxis presionan para que a la mayor brevedad lo haga. Esperaban que entre enero y febrero pasado se hubiera modificado la tarifa, pero se dejó pasar el tiempo y luego vinieron las elecciones, que de antemano se sabe que es un período en que no habrá movimiento alguno, de ahí que una vez que ya se cerró, confían que se tome el acuerdo.

Por su parte, los que trabajan a través de las plataformas siguen aumentando su número, que a la fecha es de 2 mil 700 unidades, que operan como servicio a la puerta del cliente, por lo que no requieren de ruletear para tener trabajo, tampoco necesitan que el Gobierno les extienda una concesión toda vez que ellos se dan de alta en sus respectivas bases y luego cubren los requisitos que exige Movilidad.

Los primeros servicios de ese tipo llegaron en la pasada administración estatal, que pese al reclamo de los tradicionales se permitió su presencia y poco a poco se han incrementado, arrebatándole mercado a los tradicionales, principalmente en bares, restaurantes y salones de fiesta, que en otros tiempos eran lugares seguros de trabajo para los taxistas y ahora deben conformarse con mirar cómo la competencia hace los traslados. Competir con ellos no iba a ser una tarea fácil, ya que atrás están empresas transnacionales, que “a la brava” han incursionado en varias ciudades de México y América Latina, lo mismo que de España y otros países de Europa. En muy pocos lugares han sido impedidos para trabajar, toda vez que cuentan con equipos jurídicos que están listos para entrar en acción a cualquier hora que los requieran.

Por tradición en cada sexenio se entregaba cierta cantidad de concesiones, lo que hizo que fueran muy apetecidas y que de alguna manera mantuviera el equilibrio entre la oferta y la demanda, pero al llegar las plataformas se rompió esa proporción y ahora todo puede suceder, en que hay una clara desventaja para los tradicionales porque éstos continúan como el blanco favorito de los policías viales.

FAUSTOSIDAD

El segundo informe de la actual administración municipal de Aguascalientes y quinto en fila, tendrá lugar este miércoles en la plaza de armas, donde se ha montado un escenario que tal parece es para una reina. Será una fiesta en todo lo alto, para demostrar músculo en los prolegómenos que se decida quién va por la grande. Además de lo estrictamente legal, también servirá para que la diputada federal electa reciba el calor de sus súbditos, que sin duda se harán presentes para apoyar su intención de pasar al palacio de junto. En ese caso, lo que menos importa es el informe que como todos será una mezcla de cifras y autoelogios, con lo que oficialmente terminará su gestión, sin embargo quedan seis días para que decida si nombra a alguien que encargue de juntar sus tiliches o de plano se sigue de frente y al mismo tiempo que despacha en la Cámara de Diputados, lo hace en el palacio menor. Es una decisión única y personal, porque aún cuando el Cabildo sea el que autorice lo que proceda, a final de cuentas por mayoría se impondrá lo que ella ordene.