Staff
Agencia Reforma

Amenazas e intimidaciones son las prácticas que agentes de cobranza llevan a cabo con las personas que tienen algún adeudo y que provoca miles de quejas.
De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) el año pasado se registraron más de 27 mil 700 quejas contra algún agente cobrador.
Para evitar estas malas prácticas la Condusef tiene información en su plataforma digital que todo deudor debe conocer para defender sus derechos y, en caso de ser necesario, tenga la libertad de presentar una queja ante el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco).
Por ejemplo, los despachos de cobranza no cuentan con la facultad para ejercer acciones penales contra el deudor, así como tampoco pueden proceder a embargar, a excepción de que sea ordenado por un juez y se cuente con una notificación legal.
Tienen la obligación de identificarse desde el primer contacto y no deben amenazar, ofender ni intimidar a la persona u a otra que no tenga relación con la deuda.
Sin embargo, para evitar problemas con los agentes cobradores, Israel Macías López, académico de la Universidad Panamericana (UP), aseguró que es necesario identificar la deuda y atenderla lo más pronto posible, ya que el proceso de cobranza sólo concluirá cuando la deuda haya sido saldada.
Recomendó que el deudor sea consciente del origen del problema y aprender de ello, es decir, si lo que lo llevó al problema del impago fue un comportamiento financiero irresponsable o sucedió por disminución en sus ingresos o desempleo.
El profesor de Economía indicó que lo ideal sería que el deudor busque tener una negociación con la institución bancaria o la tienda departamental con la que tiene el adeudo, pues señaló que existe la posibilidad de llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.
“Si los departamentos de cobranza te están llamando, lo más probable es que esta deuda sea considerada como pérdida para la institución, y eso abre la posibilidad de que te puedas a cercar o negociar el monto del pago mensual, el monto de los intereses y penalizaciones que tengas que pagar, seria es la mejor manera para tratar de salir lo más rápido posible”.