A partir de ayer, el gremio taxista se encuentra obligado a aplicar un protocolo para la prevención del COVID-19, y por esa razón deberán traer gel antibacterial en la unidad para limpieza en manos, manijas y elevadores del vehículo tras cada servicio al pasajero, además de no fumar en el vehículo.
El dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado, Óscar Romo Delgado señaló que debe hacerse difusión intensa para enterar a todos los choferes y concesionarios respecto a no manejar con síntomas como fiebre, estornudos, gripa, dolor de cabeza, debilidad o cansancio físico y dificultad para respirar.
Asimismo, informó que la Dirección General de Transporte Público se ha ofrecido a conseguir gel para abastecer a las unidades que lo requieran.
También, Óscar Romo Delgado señaló que ayer martes se sintió una disminución importante en las calles y sin duda representará un impacto económico a este gremio.
Agregó que este servicio tiene la desventaja de que si los concesionarios junto con sus operadores no trabajan, sencillamente no obtendrán los recursos económicos para llevar el sustento a sus hogares, por esa razón se tomarán las medidas preventivas para que la ciudadanía continúe movilizándose por la ciudad con seguridad y tranquilidad.
Finalmente y en caso de tener alguno de los choferes los síntomas de fiebre, estornudos, gripa, dolor de cabeza, debilidad o cansancio físico, y dificultad para respirar, deben comunicarse a los siguientes teléfonos de emergencia: 449-453-4583, 449-352-0915, 449-105-5974 y 449-453-2225.