Refugio Eudave Ortiz, presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, aseveró que está pendiente la regularización de unas mil concesiones que a través de varios años fueron vendidas indebidamente por sus dueños y ahora se necesita ponerlas a nombre de quienes realmente son los trabajadores del volante.
Este es un asunto que será planteado primero a la nueva coordinadora de Movilidad y luego al secretario general de Gobierno, de igual manera se les pedirá tolerancia para el cambio de unidades que han alcanzado su vida útil, ya que los concesionarios no cuentan con los recursos suficientes derivado de la pandemia sanitaria.
Detalló que aproximadamente 300 o 400 unidades deberán ser cambiadas a partir del próximo mes de septiembre.
Asimismo, es importante que no coloquen los sellos sobre las puertas para impedir la circulación de las unidades, se necesita del apoyo de la autoridad pues el flujo de pasajeros varía de un 60% a un 70% con respecto a los servicios que se prestaban antes de la contingencia por el COVID-19, concluyó.