Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de las protestas y el caos vial provocado por taxistas, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum acusó que los inconformes son una minoría que está molesta por las acciones para terminar con la corrupción en el transporte.
En un video difundido en su cuenta de Twitter, la mandataria dijo que los transportistas que marcharon representan sólo el 0.4 por ciento del total de operadores que prestan servicio en la Capital.
“La razón fundamental por la cual algunos taxistas de la Ciudad de México hicieron estos bloqueos es porque están enojados, pues el Gobierno de la Ciudad ha realizado una serie de acciones para acabar con la corrupción y garantizar la seguridad y la calidad del servicio.
“Terminamos con el coyotaje a través de la digitalización de la revista y la licencia de conducir tipo B, gracias a ello cerramos los históricos centros de corrupción de El Coyol y la Virgen, se estableció el programa obligatorio de registro de taxis para asociar a cada placa de taxi sus conductores responsables”, dijo Sheinbaum.
La Jefa de Gobierno aseguró que el 99.6 por ciento de los taxistas están de acuerdo con acabar con la corrupción.
Ayer por la tarde, y luego de cuatro horas de diálogo en la Secretaría de Gobernación, líderes de taxistas acordaron la integración de grupos jurídicos de trabajo para revisar la legalidad de las aplicaciones tipo Uber, Cabify y Didi.
Además prometieron no realizar más bloqueos durante la atención de sus demandas.