Al vislumbrar una esperanza de que finalmente el Gobierno del Estado autorice un incremento para las tarifas de taxi para el mes de enero de 2019, el dirigente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Ortiz aseveró que la mayoría de sus agremiados han convertido sus unidades a Gas LP en lugar de gasolina para reducir costos de operación.
Aseveró que el ajuste tarifario es una necesidad real para este sector, donde la petición es que suba cuando menos un 15 por ciento, lo cual quedaría distribuido entre el banderazo, el tiempo y en distancia, todo controlado por el taxímetro.
El dirigente taxista subrayó que cuando se cristalice esta solicitud, las familias de los choferes y de los concesionarios sentirán una mejora para atender sus requerimientos cotidianos.
FALTAN RULETEROS. En este momento, al menos el dos o tres por ciento de los concesionarios requieren de choferes para prestar sus servicios de alquiler de vehículo, a fin de que no se queden más paradas las unidades de taxi. Indicó que la problemática de falta de choferes se agudiza con respecto a aquellos concesionarios que abusan de la liquidación que solicitan a sus colaboradores, es decir piden 400 pesos por turno cuando el general pide 200 pesos, otros para apoyar a sus operadores han flexibilizado su actitud y aceptan una liquidación menor a la tradicional.
Refugio Eudave Ortiz calculó que el diez por ciento de los concesionarios incurren en actitudes abusivas hacia sus operadores, porque les piden mucho de liquidación, pero esos recursos no los destinan para dar mantenimiento a sus unidades, las canalizan a otra cosa, por lo que son propietarios de unidades que son una mala imagen para el gremio.
Finalmente, el presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios recalcó que este servicio requiere un compromiso de todos los actores involucrados, porque todos quieren salir adelante, pero eso implica responsabilidad y flexibilidad para avanzar en resultados positivos hacia el usuario y en consecuencia hacia este propio gremio.