Por FRANCISCO VARGAS M.
Enviado Especial
(Crónica y Fotos)

ZACATECAS, ZACATECAS. Domingo 4 de abril de 2021.- Gran tarde llena de torería fue la que brindó Jerónimo en lo que fue la Segunda Corrida, misma que como la primera fue organizada por las empresas “Santa Julia” y “De Cantera y Plata”, festejo donde el diestro poblano cuajó dos importantes faenas que le valieron cortar una oreja en su primero y las dos de su segundo, para salir en hombros. Por su parte sus alternantes Antonio Urrutia, quien reapareció después de doce años, salió al tercio; el malagueño, Jiménez Fortes dio vuelta al ruedo, escuchando los tres avisos en el otro, por lo que vio cómo regresó vivo a los corrales.
Ante un clima fresco donde amenazaba lluvia y con una aceptable entrada del aforo permitido, se jugó un encierro de la legendaria ganadería de Piedras Negras, bien presentados que cumplieron en varas, destacando segundo, pero sobre todo el quinto, que por su bravura mereció el arrastre lento.

ANTONIO URRUTIA (Granate y Azabache)
“Mezcalero” fue el primero de su lote y de la tarde con el cual se abrió con capa lanceando a la verónica de manera por demás aceptable cerrando con media. Al intentar realizar su quite fue desarmado, por lo que optó mejor dejarlo en el tintero. Por alto inició siendo molestado por el viento ante un toro que presentó complicaciones y que siempre estaba al pendiente del diestro en vez del engaño. Ante esto optó por hacer una labor de aliño, terminando de estocada aguantando, dejando el acero contrario de efectos, siendo reconocido con palmas que agradeció en el tercio.
Su segundo se llamó “Motorista”, al que bregó para fijarlo aguantando los fuertes arreones del burel. Brindó a los hermanos Castilla, para iniciar por bajo, teniendo enfrente otro toro que presentó complicaciones y que no tenía un solo pase con franqueza, por lo que abrevió haciendo labor de aliño, concluyendo de tres pinchazos y estocada desprendida para división de opiniones.

JERÓNIMO (Azul Rey y Oro)
El primero de su lote fue “Fallero”, al que saludó con verónicas jugando los brazos cerrando con pinturera media. En banderillas tras estar efectivo se desmonteró Gustavo Campos. Con doblones comenzó su interesante faena ante un toro que fue atemperando, y una vez que lo hizo, vinieron series por ambos lados con pases largos expresando ese sentimiento en cada uno de ellos, sin faltar adornos como molinetes invertidos. En la suerte suprema dejó estocada entera que surtió efectos, para petición oreja que acertadamente le fue concedida por el juez Manuel Esparza.
Lo mejor estaba por venir y esto fue con el quinto del festejo “Sol de Luna”, con el que se abrió con capa a la lanceando a la verónica jugando los brazos de manera armoniosa rematando con pinturera media. Después de una excelente vara de Eduardo Rivera y buenos pares de Edgar Camacho quien se desmonteró, muleta en mano fue desengañando y metiendo al bravo toro y gracias a su experiencia le sacó el buen fondo que traía el toro, quien le agradeció ofreciéndole embestidas de calidad y transmisión, mismas que aprovechó el diestro poblano, al lograr una faena artística de gran exposición, logrando pases por ambos perfiles largos y templados que tuvieron gran calado, intercalando adornos como molinetes invertidos y desplante rodilla en tierra. De estocada un tanto tendida terminó, para que se le concedieran las dos orejas, dando la vuelta triunfal acompañado de los ganaderos, mientras que los restos del bravo toro, merecieron el arrastre lento.

JIMÉNEZ FORTES (Malva y Oro)
A “Vinatero” lo recibió con verónicas recreándose en cada una de ellas abrochando con media de pintura, quitando por lucidas y ajustadas chicuelinas. Con torería comenzó con pases de la firma y trinchera, ligando enseguida series por el derecho con pases donde llevó siempre metido al engaño al burel, siguiendo con tandas por el izquierdo acortando distancia teniendo respuesta inmediata del público, terminando con derechazos metido entre los pitones, donde huele a enfermería, sin faltar también adornos entre ellos pases cambiados por la espalda. Pinchazo y estocada contraria tendida para dar una vuelta al ruedo con fuerza.
El cierra plaza fue “Dantesco”, abriendo compás y cargando la suerte trazó verónicas rubricando con otra buena media. Omar Morales fue ahora que hizo la suerte se varas con lucimiento, mientras que con muleta el malagueño una vez que brindó a Antonio Urrutia, estuvo esforzado, sacando meritorios pases a un toro complicado que pega arreones y que miraba al diestro en vez que al engaño. Para su mala fortuna estuvo errático con la espada por lo que escuchó los tres avisos, regresando vivo el toro a los corrales.
Al final el matador poblano Jerónimo salió en hombros, concluyendo de esta manera triunfal este festejo. (pacovargas_@hotmail.com)