Juan Carlos Rodríguez y Gabriela Villegas
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El reglamento para regular las emisiones de los crematorios de Nuevo León tardará de tres a seis meses en estar listo por la pandemia de la Covid-19.
Tras publicarse ayer que el aumento en cremaciones ha disparado también las emisiones de los lugares que ofrecen este servicio, Raúl Pedraza, Procurador Estatal de Desarrollo Sustentable, informó que ya existe un borrador de reglamento, pero llevará tiempo concluirlo.
“Estimo que algunos tres a seis meses, a lo mucho. Ya estamos avanzados, tenemos el borrador”, dijo.
Destacó que la cremación de cuerpos, con la pandemia, varió en su proceso, al requerir aislamiento especial en los restos humanos y médicos.
“Los hornos tienen la particularidad de que funcionan durante tres horas para el proceso de cremación, que es más o menos lo que dura, pero deben descansar una hora”, explicó.
Manuel Vital, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, admitió que existe contaminación en los crematorios de la Ciudad, y señaló que el problema se agravó por requerimientos sanitarios especiales.
“Se está viviendo una pandemia, sólo existen 24 crematorios en la ciudad y por regulación sanitaria, los cuerpos de las personas que fallecen por Covid 19, se tienen que cremar con la bolsa de manejo de cadáver y las sondas que se utilizaron en la atención hospitalaria”, informó.
Un cuerpo, explicó el funcionario, requiere de 4 a 5 horas para incinerarse.
Actualmente, en Nuevo León hay una capacidad diaria para cremar entre 45 y 50 cuerpos, añadió.
“Se está trabajando en la Norma”, aseguró, “pero hoy estamos en una situación extraordinaria y tenemos que ser conscientes. Nadie estaba preparado para una situación como la que vivimos. Así como los hospitales tienen una capacidad de atención, los crematorios presentan también una saturación”.

Piden asumir responsabilidad
Las emisiones que generan los crematorios no sólo pueden controlarse al publicarse el Reglamento a la Ley Ambiental del Estado, que está en la congeladora, también se puede hacer con inversión de las mismas empresas funerarias en filtros o tecnología adecuada en los hornos, propuso el Diputado local Jesús Nava.
Tras quejas de vecinos que habitan cerca de crematorios y panteones, legisladores locales del PAN han solicitado a las empresas funerarias invertir en sus procesos para mejorar el proceso de incineración y disminuir las emisiones.
La coordinadora del PVEM, Ivonne Bustos, explicó que, con las últimas reformas a la Ley Ambiental, la Procuraduría de Desarrollo Sustentable sí puede intervenir en los crematorios cuando hay contingencia ambiental.