Al reaparecer físicamente en el Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines, el rector de la UAA, Francisco Javier Avelar González, afirmó ayer que a pesar de la pandemia por COVID-19, no se perdió matrícula en la Alma Mater, aunque hubo conatos de deserción masiva en las licenciaturas de la salud.

Aseveró que la crisis sanitaria no ha terminado y es la más grave y critica que se ha vivido en 100 años, motivo por el cual se tardarán años en pagar las facturas en el ámbito educativo, socioeconómico y cultural, y la UAA hizo muchos esfuerzos para evitar la deserción de su comunidad estudiantil, la cual se mantuvo similar a los datos previos a la pandemia.

Respecto al proceso de admisión para el siguiente ciclo lectivo, el rector de la UAA señaló que la oferta se encuentra en más de 6 mil espacios en las 64 licenciaturas, y de 2,500 en el bachillerato, aunque el número de solicitudes es creciente, y es importante que los aspirantes sepan que se retomará la presentación del examen de admisión EXANI, a raíz de los cambios realizados por el Coneval.

Indicó que la oferta educativa se mantiene estable, no existen condiciones para abrir nuevas carreras, ahora el reto es acrecentar la matrícula de modo gradual.

Además, dijo que la pandemia trajo beneficios al impulsar los trámites administrativos y la educación a distancia, sin embargo uno de los retos vigentes es que el bachillerato de la UAA recibirá a jóvenes de secundaria que se pasaron dos años en clases en línea o en televisión.

Muchas habilidades se han desarrollado en el personal administrativo, en los profesores y en los estudiantes, pero también conscientes que habrá que trabajar arduo para recuperar en materia académica y en los diferentes órdenes de la vida económica, social y cultural, manifestó finalmente.

¡Participa con tu opinión!