Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La falta de coordinación y comunicación entre instituciones públicas de salud han derivado en que la entrega de medicamentos demore hasta 100 días, cuando el promedio es de 14 días, según registros del Instituto Farmacéutico (Inefam).
Operadores logísticos han reportado incluso que, cuando llegan a los almacenes de destino, ocurre que no tienen capacidad para recibirles o no cuentan con licencia sanitaria para medicamentos controlados.
«Llegan a las unidades médicas y éstas no están plenamente enteradas, tienen saturados los almacenes, no saben cómo manejar los documentos o piden copias de más», aseguró Enrique Martínez, director de Inefam, organismo privado que realiza estudios del mercado farmacéutico.
Martínez afirmó que los operadores también han reportado que las unidades no disponen de red fría.
«Se han quedado 24 y hasta 48 horas afuera para que los reciban y se exponen a riesgos por la delincuencia», contó.
Carlos Ramos, director de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud, indicó que ante las distintas problemáticas entregaron un diagnóstico al Insabi en el que proponen regular y homologar todo el proceso de distribución.