Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados tardó casi siete meses en quitar el fuero al legislador Mauricio Toledo (PT), acusado de enriquecimiento ilícito, y cuando finalmente lo aprobó el señalado ya estaba en Chile.

Con el voto a favor de 381 legisladores, 24 en contra y 37 abstenciones, el petista Toledo quedó sin fuero y deberá enfrentar la acusación central de enriquecimiento ilícito que presentó en su contra la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México, y a la que se suman otras 16 denuncias.

“Tenemos información en el sentido de que el diputado Mauricio Toledo abandonó el 26 de julio el territorio nacional con destino a Chile. Un servidor público honesto no huye ni se esconde”, manifestó el Fiscal anticorrupción capitalino, Rafael Chong.

Mientras el Congreso alargaba el proceso en su contra, Toledo pudo ser candidato de la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena-PT-PVEM) y ganó el distrito 5 de Puebla, por lo que aún podría volver a San Lázaro si logra rendir protesta el 29 de agosto cuando se instale la 65 Legislatura.

Durante el debate para quitarle el fuero, los diputados de Morena, Aleida Alavez y Alfonso Ramírez Cuéllar, exigieron que sea investigado por el manejo de los recursos de reconstrucción y del presupuesto capitalino tras el sismo de 2017.

En el manejo de estos fondos también estuvo involucrado el próximo coordinador del PAN, Jorge Romero.