Alejandro León
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los encargados de los trabajos de salvamento arqueológico del Aeropuerto Felipe Ángeles llevan esperando seis meses los resultados del fechamiento de 440 restos de mamuts que han localizado hasta el momento.
Ese procedimiento, conocido como radiocarbono, tarda en promedio un mes. Con el resultado, esperan conocer si los huesos son más antiguos que los restos de mamuts encontrados en Tultepec, lo que implicaría que los cazadores aún no llegaban a la Cuenca de México.
Los restos recuperados en Santa Lucía fueron enviados a un laboratorio en Estados Unidos -que será pagado con recursos aportados por Sedena-, pero el inmueble se encuentra cerrado debido a la pandemia.
Mientras que los laboratorios que se encuentran en México, están saturados por otras investigaciones, explicó Rubén Manzanilla, responsable de la investigación del INAH en las obras del aeropuerto.
El investigador descartó alguna consecuencia al proyecto del aeropuerto debido al retraso del laboratorio. En la actualidad, continúan con la supervisión de la construcción y buscan restos paleontológicos.
“Los laboratorios del INAH realmente están muy saturados.
“Entonces, hay laboratorios en Norteamérica que ya son de alguna manera comerciales que ofrecen el servicio y es más rápido, claro, pagando el costo de los fechamientos, pero el problema es que desde que empezó la pandemia, pues esos laboratorios están cerrados”, dijo Manzanilla a REFORMA.