Lo que parecía estar listo para ser un sábado de total fiesta en el Estadio Victoria terminó siendo un día gris con dos subcampeonatos que aunque tienen mucho valor, no era lo que se esperaba al poder cerrar las dos finales de las categorías juveniles en Aguascalientes.
Luego del subcampeonato de la Sub-16, fue turno de la Sub-14 en tratar de coronarse con una misión más complicada teniendo que venir de atrás al perder la ida 1-0 ante Pachuca que llegaba con margen de error. Los Rayos salieron al campo con Rodrigo Castañeda, Ángel Escutia, Ignacio Osorio, Alan Platas, Edgar Castañeda, Joshua Palacios, Edgar Moreno, Rey Martínez, Omar Domínguez, Juan Ayala y Christian Martínez.
Necaxa salió desde el primer instante a buscar el gol del empate en el marcador global, esto hizo que el encuentro fuera movido con un buen ritmo de juego. No obstante, el marcador no se movió durante un buen tiempo y fue curiosamente la visita que a través de un penal consiguió inaugurar la pizarra en la segunda mitad. Con este gol los Rayos tenían que anotar dos goles en menos de treinta minutos si querían mandar el juego a penales.
Los minutos fueron pasando sin que Necaxa se pudiera acercar en el marcador hasta que entrando a la recta final del juego Joshua Palacios se mandó un golazo empatando el juego y acercando a Necaxa a un gol de conseguir el empate. Por más que los Rayos intentaron en los últimos minutos, el tan ansiado gol no cayó y el juego terminó con Pachuca coronándose campeón con un global de 1-2 que fue suficiente para llevarse el trofeo.
Así, Necaxa cerró un sábado con dos subcampeonatos que dejaron caras largas en los jóvenes futbolistas de los Rayos, pero la buena noticia es que hay talento joven en la institución que viene presionando fuerte para conseguir un lugar en las categorías más importantes.

¡Participa con tu opinión!