La propuesta de reforma judicial implicaría que las entidades federativas realicen adecuaciones a sus procesos de selección de jueces, advirtió el catedrático en Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Luis Eloy Morales Brand.
El proyecto de iniciativa contempla cambios constitucionales que obligan a las legislaturas locales a modificar sus leyes para adecuar sus procesos de selección, mediante los esquemas de voto popular previstos para el Poder Judicial de la Federación.
Morales Brand señaló que el principal impacto de la reforma judicial en los estados se daría en el proceso de elección de jueces, donde Aguascalientes resalta entre las entidades federativas porque se garantiza que los postulantes tengan una convocatoria en la cual acrediten sus conocimientos.
Incluso se podría afectar el avance que se tiene a nivel local en el proceso de selección de magistraturas, porque se podría replicar un esquema de selección directa de perfiles por los tres poderes y un aval posterior de la ciudadanía, que ya eligieron previamente los poderes.
Consideró que esta adecuación implicaría un retroceso al marco normativo vigente en el estado en el caso de los jueces y de concurso en el caso de magistraturas, cuyo proceso establece la acreditación de conocimientos a través del esquema de Carrera Judicial.
Los criterios que se plantean en la reforma judicial para la elección de ministros, magistrados y jueces no corresponden a una elección directa de la ciudadanía, sino que los aspirantes estarían propuestos por parte del Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, enfatizó.
La propuesta de ley no contempla que cualquier abogado pudiera postularse a un cargo judicial, sino que tiene un filtro en el que la sociedad sólo votaría entre un grupo de aspirantes propuestos y avalados por los poderes, argumentó.