Apremiante panorama enfrenta actualmente el sector panificador en la entidad que ha comenzado a registrar los primeros cierres definitivos en este incipiente segundo semestre del año. El presidente del Grupo de Industriales Panificadores de Aguascalientes, Jaime Asunción, no descartó la aplicación en breve de un nuevo ajuste en el precio por pieza de pan, llegando en algunos casos hasta los 12 pesos.

El líder de los panificadores en la entidad, explicó que actualmente el encarecimiento de insumos ha alcanzado niveles históricos superando incluso la crisis del 94, luego de que los precios en las principales materias primas en algunos casos se han hasta triplicado. Asimismo, las altas tarifas en electricidad y en los hidrocarburos, además del surgimiento de la competencia desleal, han sido factores que ponen en riesgo la continuidad de decenas de negocios.

Actualmente, GIPA representa alrededor de 550 negocios, padrón que ha disminuido ante el cierre registrado en algunos casos hasta de panaderías tradicionales con varios años de antigüedad. Jaime Asunción agregó que lo anterior ha implicado que se estén perdiendo empleos, derivado de las bajas ventas que mantienen en promedio.

De igual modo, señaló que lamentablemente y a pesar de que el pan dulce y salado es un producto de la canasta básica, las familias cada vez lo compran menos, sin embargo, precisó que el hecho de no realizar ajustes graduales a la pieza del pan, implicaría una peor crisis entre el sector panificador. Actualmente se ha registrado el cierre de al menos cinco negocios, cantidad que pudiera aumentar significativamente en caso de que los precios en insumos no se estabilicen.

«Es inédita esta situación, esto no se veía desde hace muchísimo tiempo, el precio del aceite animal se fue a un 200% de un año para acá, prácticamente en la manteca triplicó su valor, entonces son insumos que son básicos y fundamentales en la elaboración del pan y que sus altos precios nos están lastimando», expresó.