El director de la Unidad de Planeación y Evaluación del Centro SCT, José Luis Silva Ramos, advirtió que las carreteras o vialidades construidas con concreto hidráulico se afectan si transitan vehículos con sobre peso de carga de mercancías, lo que exige la concientización de los transportistas, porque la supervisión individualizada de unidades resulta prácticamente imposible.

El funcionario federal señaló que por las carreteras y vialidades aquicalidenses transitan diariamente un promedio de 14 mil vehículos de carga, siete mil por sentido, lo que se traduce en 291 horas, donde el flujo de los semáforos que es de cuatro minutos, se pueden observar hasta 17 camiones detenidos en ambos sentidos por semáforo.

Luego se pronunció por la creación de centros de transferencia para que el reparto de mercancías dentro de la ciudad se haga en camionetas ligeras y no a través de trailers, los cuales ingresan al primer cuadro de la ciudad, lo que exige que las autoridades competentes avancen en un reglamento adecuado.

Aguascalientes avanza en la construcción de concretos hidráulicos y las vialidades pueden realizarse con la mejor calidad, pero basta el paso de una unidad con sobrepeso para romperlo y dar marcha atrás a ese progreso, advirtió.

Hoy en día se observa con facilidad trailers dentro de los primeros cuadros de la ciudad que transportan materiales para la construcción, madera, cemento, productos agrícolas a los mercados de abastos, donde los empresarios los compran como unidad y como tal quieren que se les entregue en sus negocios, comentó.

Debe haber una central de carga y descarga, es decir un centro de transferencia, y a través de transporte ligero moverse dentro de la ciudad, sostuvo. De hecho existen empresas que utilizan estas estrategias para movilizar sus mercancías como las compañías refresqueras, las botaneras y diversas cadenas comercializadoras.

En el año 2012 fue la última encuesta realizada sobre el origen destino de las unidades de carga, la cual se realiza cada cinco años, a fin de acceder a información que normalmente la SCT desconoce acerca de si los camiones transitan con o sin carga de mercancía, lo que implica la realización de estudios en específico, donde se hace encuestas directas a los conductores cada cinco años o cuando se requiere una información específica sobre el origen-destino.

Estas encuestas son realizadas por la Dirección General de Servicios Técnicos y no por el Centro SCT. Hasta ahora no se sabe si este 2017 se le asignarán recursos para la realización de dicha encuesta, dados los recortes presupuestales, apuntó.

De acuerdo al levantamiento anual de información del conteo de vehículos, tan solo en la composición de la carretera federal cuarenta y cinco, dijo que el ochenta por ciento del tránsito son vehículos ligeros, diez por ciento son autobuses foráneos de pasajeros, un cinco por ciento de carga y otro igual porcentaje son unidades de doble remolque.

Esta información sirve para proyectar sobre las necesidades y requerimientos de las carreteras federales en Aguascalientes, es decir para tener una carretera tipo A, debe tener una demanda determinada de los diversos tipos de vehículos, y con base en ello se generan los pasos a desnivel, se generan ampliaciones y modernizaciones.

Entre los proyectos que se requiere trabajar en Aguascalientes, dijo que la carretera que va hacia Villa Hidalgo requiere labores de ampliación, así como de rectificación de curvas, ya que en esa zona se presentan con regularidad accidentes vehiculares.