Denuncian miembros de la Comunidad para la Diversidad, los Derechos Humanos y la Ciudadanía grandes fallas en el Instituto de Servicios de Salud del Estado en materia de detección y tratamiento de pacientes con VIH.
Integrantes y colaboradores de Clínica Surá y de Grupo CAVA, respaldados por los demás activistas que integran la CODDEC, dieron a conocer la ineficacia con la que el actual gobierno estatal manejó el tema de salud.
Efraín González Muro, activista y director de la Asociación Civil CAVA, comentó que las autoridades del ISSEA, han mostrado desinterés por atender de manera adecuada a la población que forma parte de los diversos colectivos.
“Queremos puntualizar la falta de atención a las personas que vivimos con VIH y que somos atendidas en la UNEME CAPASITS, en la cual tenemos casos de usuarios que tienen casi dos años sin estudios clínicos generales y estudios especializados como la carga viral y CD4”, expresó Efraín Muro.
El activista puntualizó que existen pacientes recién diagnosticados, con quienes se inicia tratamiento sin que se les hayan realizado de manera previa estudios clínicos, lo cual va en contra de los lineamientos para la atención de personas con VIH.
Agregó que hay falta de consultas médicas, debido a que los horarios de atención solamente contemplan al turno matutino y sólo se dan de lunes a viernes. Asimismo, se carece de acceso a vacunas de prevención del VPH y no existe solicitud para que las vacunas contra la viruela símica lleguen al Estado.
Lo anterior ha llevado a la entidad a aparecer en el octavo lugar a nivel nacional con más diagnósticos tardíos, en etapa de SIDA.
Por último, los integrantes de CODDEC hicieron un llamado enérgico y respetuoso a la gobernadora electa, Tere Jiménez, y a quien quede a cargo del ISSEA para que hagan una limpia total en la dependencia y fortalezcan los programas de prevención comunitaria y oportuna del VIH.