Al ser considerados de los giros menos necesarios en la vida económica y social, cantinas y bares estarán obligados a cerrar a las 10 de la noche diariamente en tanto el semáforo sanitario en la entidad no cambie, lo que ha provocado no sólo la desesperación de muchos taberneros que inclusive, han pensado en mejor cerrar su negocio hasta mejores tiempos, entre los que se cuentan algunos establecimientos tradicionales en la localidad.

Así lo dio a conocer Darinel Suárez, representante de la Asociación de Cantinas y Bares de Aguascalientes, quien resaltó que desde marzo, este tipo de negocios son incosteables y aunque se les permitió abrir a partir de julio con la nueva normalidad, con un aforo del 50% o menos, las ventas no han mejorado y las exigencias de la autoridad son cada vez más.

Ante esta situación es que, varios de los cantineros de la localidad han decidido incursionar en otras actividades que tal vez nada tengan que ver con el giro tradicional en el que se habían desempeñado, para de esta manera mantener abierto su establecimiento con el mínimo personal, y es que al tener menos ingresos, apenas alcanza a cubrir la nómina de los trabajadores que han podido conservar.

Con la implementación del semáforo COVID-19 local, comentó Darinel Suárez, de nueva cuenta los afectados serán las cantinas y bares, pues son de los giros considerados dentro de los menos importantes, pero curiosamente es en donde más se han cumplido los protocolos, “tal vez haya lugares grandes en donde se hayan desatendido, pero no en los negocios pequeños en donde hemos puesto todo de nuestra parte para contener los contagios”.

Lo cierto es que hay cantineros y propietarios de este tipo de negocios que han dejado de vivir de este giro, y si bien en esta ocasión los que decidan mantener las puertas abiertas cumplirán con lo establecido de cerrar máximo a las 10 de la noche, “a muchos no conviene este horario, pues es cuando tradicionalmente los clientes comienzan a llegar”.

Ahora bien, los que decidan mantener los bares abiertos, tendrán que ser más ingeniosos para atraer posibles clientes durante el día, y la parte del inicio de la noche que corresponda, “pero habrá que analizar y probar a ver cuánto podemos aguantar así”, por ello la insistencia de que se implementen mejores campañas de sensibilización y participación de la ciudadanía, a fin de que se logren resultados de prevención de contagios por COVID.