La Cámara Nacional de la Industria del Vestido en la entidad está optimista con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá que se dará a partir del próximo 1 julio, lo que de acuerdo a estimaciones permitirá ir aclarando el complicado panorama que enfrentan los afiliados a consecuencia de las pérdidas generadas de momento por la pandemia.
La representante del sector, Rebeca Salinas García, dijo que existe confianza de que de esa manera los talleres puedan comenzar a trabajar a un ritmo mayor, cumpliendo en todo momento con las medidas sanitarias.
Si bien la contingencia por coronavirus ha desencadenado que la mayoría de los micro y pequeños talleres de confección estén detenidos y en los mejores de los casos trabajando de manera parcial, la posibilidad de que paulatinamente pudieran aumentar sus niveles de producción existe, toda vez que el intercambio comercial entre las tres naciones significará salir beneficiados, aunque la mejora no será de un día para otro.