Con quemaduras en una mano resultó un joven, luego de que le explotó un tambo metálico que pretendía abrir con un esmeril. El accidente laboral se registró el sábado a las 12:45 horas, en una bodega localizada en la Central de Abastos “San Marcos”, que se ubica en el municipio de Jesús María.
El herido fue identificado como Alan, de 22 años, quien afortunadamente no requirió de ser trasladado a un nosocomio a recibir atención médica. Al lugar de los hechos acudieron policías preventivos de Jesús María y policías estatales, además de la ambulancia ECO-331 del ISSEA, cuyos paramédicos le brindaron los primeros auxilios al joven empleado.
Se estableció que el lesionado pretendía abrir un tambo metálico con capacidad de 200 litros, que aparentemente estaba vacío. Para ello trató de quitar la tapa con un esmeril, pero en determinado momento y derivado de los gases que contenía, se generó un flamazo y provocó una explosión. El estallido provocó que la tapa saliera desprendida y lesionara a Alan de su mano derecha.