Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El juez federal Adrián Novelo concedió dos nuevas suspensiones definitivas contra las obras del Tren Maya, las cuales abarcan los 111 kilómetros del Tramo Cinco que va de Cancún a Tulum.
Las nuevas suspensiones corresponden a amparos promovidos por la asociación civil Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (Demas) y por residentes del municipio de Solidaridad, que acusan afectaciones a cenotes, ríos subterráneos, cuevas y el habitat de varias especies.
No obstante estos procedimientos de amparo, el Gobierno federal reanudó las obras hace más de dos semanas, luego de que el Tren Maya fue declarado proyecto de seguridad nacional, por lo que Novelo resolverá en breve si se incurrió en violación a las suspensiones que decretó previamente, lo que es un delito.
La nueva declaratoria transfirió el proyecto a las Secretarías de Gobernación y de Seguridad Pública, que no son autoridades responsables en estos amparos.