Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La reforma a la Ley de Hidrocarburos impulsada por el Presidente Andrés López Obrador fue suspendida ayer de forma definitiva por los jueces especializados Rodrigo de la Peza y Juan Pablo Gómez Fierro.
Especialistas e inversionistas alertaron que la reforma daba pie a la expropiación de instalaciones del sector sin obligar a la indemnización o transmisión de propiedad, además de que afectaba la libre competencia.
Cuando De la Peza dictó la suspensión provisional prohibió aplicar los artículos 51, 57 y 59 Bis, así como cuarto y sexto transitorios, porque considera que atentan contra los principios constitucionales de libre competencia y contra la seguridad jurídica de las empresas privadas y su derecho a la propiedad.
Gómez Fierro, por su parte, dejó sin efectos el 57, así como el cuarto y sexto de los transitorios, pero no incluyó en la suspensión provisional al 59 Bis, que permite al Gobierno suspender permisos “cuando se prevea un peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional”.
El 57 permite al Gobierno la “ocupación temporal, la intervención o la suspensión” de cualquier permiso otorgado al amparo de la reformada ley, así como a contratar a Pemex para tomar control de las instalaciones y mantener la operación de las actividades previstas en dicho permiso.
En tanto, los transitorios facultan a las autoridades revocar los permisos que, al 5 de mayo, no cumplieran los requisitos de almacenamiento de hidrocarburos ordenados por la Secretaría de Energía.
Las suspensiones fueron promovidas por la empresa Viga Espress, así como por Grupo Base Energéticos, Pharaoh International Products, Antiuc, Distribuidora de Combustibles Mil y por Dalia Pilar Lamarque Picos, conforme la lista de acuerdos.