Por otra parte, la Guardia Sanitaria suspendió parcialmente la Funeraria Tamayo por incumplir las normas de salud ordenadas para su operación durante esta pandemia por el coronavirus (COVID-19).
El director de Regulación Sanitaria del ISEA, Octavio Jiménez Macías, informó que al llevar a cabo un operativo de supervisión, se detectaron múltiples anomalías en el área de embalsamado.
Además, en las salas de velación y en los pasillos no se respeta la sana distancia por parte de los asistentes.
Los administradores de la funeraria tampoco presentaron los protocolos y manuales para el manejo de cadáveres, lo cual en conjunto constituyen motivos suficientes para su inmediata suspensión de actividades.