Luis Castro
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Un baile colombiano al que asistieron unas 100 personas fue terminado por la Policía de Guadalupe por violar las restricciones de Covid-19 y los decibeles de sonido, en la Colonia La Rosita.

Según información de la dependencia, el reporte sobre la reunión fue recibido en los primeros minutos de este sábado en el cruce de las calles Coral y Del Paraíso.

En la fiesta había grupo de música tocando en vivo y los organizadores cerraron la calle con vehículos, además de colocar toldos y torres de iluminación.

La organizadora del evento, identificada como Laura Argelia T., de 53 años, fue amonestada por las autoridades.

Se estableció que en la fiesta se reproducía música a 105 decibeles, por encima del límite permitido.

Los policías instaron a la organizadora y a los asistentes a que se retiraran.

La mayoría de los presentes no acataba las medidas sanitarias por la contingencia de Covid-19 y el evento sobrepasaba la cantidad permitida de asistentes.