El director del Hospital General de Calvillo, así como el personal de atención primaria y el director administrativo del mismo, fueron suspendidos por tiempo no definido, para que las autoridades ministeriales realicen la investigación en torno a los hechos ocurridos en aquella demarcación, en que se señaló que en el nosocomio se negó la atención a una joven de 20 años y que por falta de ello, falleció.
La instrucción que se giró fue suspender de manera temporal al personal médico y administrativo, para que se lleve a cabo una investigación imparcial en torno a la presunta negación del servicio de salud.
Tras conocer los hechos, explicó el director del ISSEA, Miguel Ángel Piza Jiménez, se solicitó de manera inmediata un informe al personal de aquel nosocomio para que se diera inicio a la indagatoria.
En tanto, el secretario general de Gobierno dijo contar con el antecedente del caso y se tiene contacto con la familia de la joven fallecida, a la que se le brindará todo el apoyo legal desde la denuncia y el seguimiento que amerite, para lo cual se han asignado 2 abogados que les brindarán acompañamiento legal y les ayuden a elaborar una denuncia de manera que quede bien integrada.
Sin pretender influenciar, estimó que la denuncia que se presente, pudiera ser por falta de atención médica, porque en un nosocomio se tiene la obligación de dar atención aunque no se tenga dinero o no sea derechohabiente, de ahí que inclusive se podría acusar de posible homicidio culposo, aunque eso lo tendrán que ver los abogados y la familia, a la que también se le dará atención psicológica para que puedan superar lo acontecido.