Aline Corpus 
Agencia Reforma

MEXICALI, BC.- El Gobernador Jaime Bonilla suspendió la operación de la empresa Smiths Medical, dedicada a manufacturar respiradores que se envían a Estados Unidos, debido a que no aceptaron colaborar para dejar parte de su producción en México.

El Mandatario destacó que tuvo mucha presión para que Smiths Medical no cerrara.

“Si lo quieren determinar así, entonces que cambien la ley y nos permitan tener usufructo de esos ensambles (de respiradores) que tanto necesitamos, porque se nos está muriendo la gente y no quisieron saber (de la solicitud) porque dijeron que su compromiso era con empresas internacionales, bueno pues mi compromiso es con los bajacalifornianos, estoy seguro que el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) me va a respaldar en eso”, afirmó.

Baja California reporta 17 muertes por el Covid-19, 11 de ellas en Tijuana, 6 en Mexicali.

Para evitar suspender actividades, directivos de Smiths Medical llamaron de manera directa al Canciller Marcelo Ebrard, reveló Bonilla, también se comunicaron con el Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

“Pegaron el grito, hablaron con el Canciller (Marcelo Ebrard), hablaron con el Embajador de EU, y como nos consideran una colonia de EU pensaron que con eso iba a ser más que suficiente, a mí en lo personal me habló el Canciller, por teléfono me dijo que si había manera de que los dejáramos trabajar”, refirió en su transmisión en vivo.

“Le dije: ‘La única manera es que nos vendan, no queremos que nos den, (que nos vendan) parte de lo que los mexicanos están ensamblando y no quisieron, y luego nos dijeron (Smiths Medical) ‘es que nos están extorsionando’. ¿Extorsionando? Lo que queremos son ventiladores y no los queremos prestados, queremos comprarlos”, subrayó el Gobernador.

Antes de suspender la operación de Smiths Medical, el Gobierno estatal intentó dialogar con los directivos.

“Nosotros les dijimos: ‘si quieres que lo consideremos esencial, tiene qué tener un beneficio a la gente de Baja California, en el aspecto de que venden los ventiladores, porque los necesitamos”.

“(En Smiths Medical) Dijeron ‘no, no les vamos a vender a ustedes, vamos a usar su mano de obra, su infraestructura, venimos a darles trabajo que es lo que necesitan’. Esa fue su actitud, en ese momento les dijimos ‘les cerramos'”, mencionó.

“Mientras ustedes no cooperen con el Gobierno de Baja California, Gobierno de México, y vendernos ventiladores, porque es lo que necesitamos, no podemos considerarlos esenciales”, refrendó.

Bonilla indicó que deja a la opinión pública lo sucedido y confía en que el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo respalde.

“Si ellos no quieren cooperar, pues no me importa con quien hablen, yo le dije al Señor Canciller ‘háblalo con el Presidente, pero mi jefe es el pueblo y a mi me están diciendo que debo de hacer eso y ese es mi compromiso'”, subrayó.

“Ese tema lo quería tocar porque tuve mucha presión para que siguieran operando violando lo de la sana distancia, no lo puedo permitir”.

“Dice un dicho ‘puede ser puerco, pero no trompudo también'”, comentó.

Bonilla dio a conocer que pese a las defunciones, diversas industrias de Mexicali siguen trabajando y algunas hasta encadenan las puertas de sus instalaciones para que los empleados no protesten.

Durante su conferencia en redes sociales, el Mandatario Estatal señaló que Smiths Medical produce partes de respiradores, pero en conferencia de prensa la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Estado precisó que esa empresa sí hace los respiradores completos.

En Baja California, van 263 casos confirmados de Covid-19, de los cuales 155 son de Tijuana, 96 de Mexicali, 3 Ensenada, 6 de Tecate, 2 de Rosarito y 1 de San Quintín-Vicente Guerrero.