La Universidad Autónoma de Aguascalientes suspendió a un catedrático de la carrera de Médico Cirujano y expresó su repudio a toda manifestación sexista, actos de acoso, discriminación o violencia.

A través de un comunicado refirió que ayer la Defensoría de los Derechos Universitarios recibió una denuncia en la que se señaló al profesor Gerardo N. N., del Departamento de Medicina, por distintos hechos y comentarios en contra de la dignidad del alumnado.

En vista de la naturaleza de las conductas denunciadas y con fundamento en lo establecido en la legislación universitaria, se solicitó a las autoridades del Centro de Ciencias de la Salud la suspensión inmediata del docente como medida de protección y salvaguarda de estudiante, durante el proceso de investigación y resolución del caso.

La institución reiteró su pronunciamiento y las acciones que siempre se han tomado ante conductas de esta naturaleza y recalcó que no hay, ni habrá tolerancia alguna ante cualquier forma de violencia.

A su vez, la Federación de Estudiantes de la UAA, aseveró que no será tolerante a actitudes misóginas, de hostigamiento, discriminación, violencia de género hacia la comunidad universitaria ni a ningún individuo.

Como referencia señalaron el video en el que se muestra la falta de sensibilidad y misoginia del doctor Gerardo N. N., “nos indigna que existan profesores que impartiendo clases, sus actitudes no vayan acordes a los valores de la UAA, que transgredan y violen los derechos fundamentales como el respeto a la dignidad de la comunidad estudiantil”.

De acuerdo con un video que circuló en redes, presumiblemente de la clase que tomaban con el médico-catedrático, se da cuenta de la explicación que daba una alumna sobre una diapositiva que presentaba en imagen la agresión cometida contra una mujer a manos del esposo, el pretexto, según daba cuenta la estudiante en la lectura que hacía, se dio porque “se le quemó la cena aparentemente muchas veces”.

El profesor la interrumpe para intervenir: “no sé, ¿si no saben cocinar para qué se casan?, llega uno con hambre y da coraje. Luego la asesina porque la quemó. Esa es la recomendación del día, aprendan a cocinar antes de casarse”.

Después de terminar esa frase, se hizo un silencio y de pronto la estudiante retoma la palabra y sugiere, con un tono tímido: “¿Qué no sería mejor doctor, que aprendiéramos a no perder la cordura para no apuñalar a nuestras esposas?”; la respuesta del catedrático fue: “esa es la tuya, la mía es aprender a cocinar”; es donde se corta el video que provocó la reacción de universitarias y universitarios, así como de sociedad que se dio cuenta de esto.