La suplantación de identidad en el ámbito fiscal es un problema complejo, por lo que urge promover una cultura de ética y responsabilidad en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, afirmó José Alfredo Franco Hernández, ex presidente del Colegio de Contadores Públicos.
El especialista destacó la triste realidad de que la suplantación de identidad es un fenómeno desafortunadamente común en la vida cotidiana. Comentó que, en el ámbito fiscal, esta práctica puede acarrear graves consecuencias para los contribuyentes, especialmente al momento de presentar declaraciones anuales.
Señaló que la responsabilidad recae principalmente en los prestadores de servicios, especialmente en aquellos que, sin la debida formación profesional, se ofrecen para presentar declaraciones fiscales. Explicó que, en muchas ocasiones, estos individuos pueden acceder a la información personal de los contribuyentes a través de la página del Servicio de Administración Tributaria, utilizando tanto el Registro Federal de Contribuyentes y una contraseña como archivos de Firma Electrónica.
Una de las prácticas más comunes, según Franco Hernández, es la emisión de facturas falsas o ficticias para generar saldos a favor en las declaraciones anuales. Esto se realiza mediante la suplantación de identidad, utilizando la información obtenida de manera fraudulenta para obtener beneficios fiscales indebidos.
Subrayó que esta falta de ética es el verdadero problema de fondo en el Sistema Fiscal Mexicano. A pesar de los esfuerzos realizados por el SAT, incluyendo la implementación de la firma electrónica, la falta de un castigo efectivo para quienes cometen este tipo de fraudes ha perpetuado la práctica de la suplantación de identidad.
Franco Hernández también comparó la situación en México con la de Estados Unidos, donde, si bien existen diferencias en los sistemas fiscales, la responsabilidad penal por declaraciones falsas es una medida disuasoria más efectiva. Mientras que en nuestro país, la falta de una figura contundente que penalice este tipo de fraudes ha contribuido a su persistencia.